GENERAL: VIOLENCIA

El Viernes 8 de Marzo fue el día de la mujer trabajadora. Doy Gracias a todos los que trabajan por defender los derechos de los seres humanos en el mundo.Pero ese día al salir del Hospital de la paz me encontré con un pequeño grupo de manifestantes, vestidas de morado, tapando la estatua de una mujer con un tela morada, con un escrito en la espalda: porque quiero, porque puedo y porque me da la gana.

Yo soy una mujer trabajadora y además una mujer maltratada. No quiero ni duelo ni violencia. A mí no me maltrató un hombre, ni un machista, lo hizo una persona que pensaba y hacía lo que quería, porque podía y porque le daba la gana. Muchas formas de violencia se tapan bajo nombres como bowlling, mobbing, machismo… Ahora quieren prohibir un juego porque los niños están “obsesionándose” con él. He observado que el juego enseña valores importantes como los que aprendíamos jugando a policías y ladrones, solo cambia la forma y la época. Veo en ese juego valores como socialización, trabajo en equipo, protección de los compañeros, ayudarlos. También tiene su parte negativa pero eso es sólo cuestión de educar. MI hija con 6 años, se obsesionó con los hombres de Harrelson. Ella se acostaba a las 9 y lo ponían en la televisión a las 10, o 10,30. Pero sus amigas los veían y jugaban en el cole y ella NO sabía cómo jugar y empezó a soñar con ellos y decía que Forrest era su tío y que la visitaba y la llevaba con el equipo en sus misiones. Cuando vi lo que pasaba supe que tenía que verlos y, gracias a la tecnología del vídeo que ya empezaba, se lo podía grabar y acostarla a su hora. Se le pasó la obsesión.

LO que yo veo es violencia en las cortes, cómo se hablan y lo que se dicen los políticos. En la televisión, cómo se gritan, se insultan y se critican. Enseñamos violencia y comemos violencia por segundos cada día y con eso no se hace nada, se está convirtiendo en algo normal. Lo que hay que enseñar es respeto a las diferencias, respeto y tratar cómo nos gusta que nos traten. Por favor no defiendan mis derechos con violencia. Hay muchas formas que se llaman negociación, mediación y sobre todo buena voluntad. Y la gran solución de todo: EL AMOR. Elsa Barber

Compártelo