Pareja – Equipo

Cuando dos personas deciden vivir juntas, forman un equipo como individuos autónomos, aportando, cada uno, su riqueza personal, pero ya no deciden solos, ya la construcción de la relación se hace de forma conjunta, buscando un acuerdo entre los dos, compartiendo y negociando, y de esa manera conociéndose más para que el equipo sea eficaz haciendo más fácil todo.

Todos los seres humanos somos diferentes y únicos, los hombres y las mujeres somos diferentes por naturaleza en cuanto vemos la vida y la enfrentamos, aunque iguales en derechos y posibilidades. La relación de pareja no fracasa porque él es como es o, ella es como es. El fracaso está en la relación, en como tratan las diferencias, en como tienen un respeto hacia las formas y maneras del otro, sin buscar una solución en equipo.

Hay tiempos de tensiones y explosiones seguidos de maravillosas reconciliaciones pero, cuidado, no nos hagamos adictos. Usarlas para conocerse, crecer y madurar la relación.

El enamoramiento es importante porque nos junta y nos hace ver lo bueno del otro, lo que nos atrae. Pero el enamoramiento es pasajero, ha de madurar transformándose en amor o se muere. El amor es importante pero ha de madurar con los individuos que se emparejan. Es el constructor que está detrás de lo que construyen y ayuda a descubrir las cosas que funcionan o las que no, fallos que hacen peligrar la construcción. Hace parar, observar, dialogar y estudiar la situación, buscando una mejoría, mirando juntos hacia el futuro, apoyándose, compartiendo lo bueno y lo malo, contando con una persona en momentos felices y en momentos tristes, dos que quieren lo mismo, que buscan lo mismo, que les importa lo mismo, cada uno a su manera, aportando al final su valor personal, su riqueza única.

ELSA BARBER

Compártelo