Perdido

Estás en una situación complicada interna, externa o ambas. Te encuentras bloqueado, dolorido, buscando una salida. Te sientes perdido, no entiendes nada.

Puedes elegir entre permanecer en la oscuridad, vivir a tientas y parar cuando tocas algo desconocido o elegir seguir tocando hasta descubrir lo que es y a dónde te lleva.

En la oscuridad hay mucho miedo e inseguridad, pensamos en nuestras “incapacidades” y la incertidumbre nos invade.

Al final de ese túnel oscuro siempre está la luz, como detrás de las nubes de un día oscuro siempre está el sol. Conéctate contigo, busca la luz que eres, conecta con tu fuerza, tu calor y tu alegría y afírmate, convéncete que  resistirás hasta el final porque tienes en tí lo que necesitas para conseguirlo. Un final glorioso que te llena de satisfacción y te confirma en que puedes lo que quieres y eres lo que eres. Elsa Barber

      

Compártelo